Energía

-A A +A

El acero juega un rol fundamental en la producción y distribución de energía. Es uno de los materiales presentes en centrales hidroeléctricas, termoeléctricas y nucleares, en torres de transmisión, transformadores, cables eléctricos, plataformas, en equipos de exploración y extracción de petróleo, así como en taladros, transporte y cubetas de minería.

El acero nos permite explotar y disfrutar tanto de las energías tradicionales como de las nuevas energías renovables.

En el caso de la distribución, por ejemplo, los aceros eléctricos de alta calidad están presentes en los transformadores contribuyen a que éstos alcancen grados de eficiencia de más del 99%.

Los combustibles fósiles, tanto sea en el caso del petróleo y el gas así como sus derivados, se transportan en tuberías de acero. Algunas requieren aceros de altísima calidad para soportar la corrosión del sulfuro de hidrógeno contenido en los combustibles. Gracias a sus propiedades especiales, estos aceros permiten explotar reservas que de otra manera no podrían utilizarse.

Aceros especiales también se utilizan en los barcos que transportan gas licuado a temperaturas inferiores a 160 grados centígrados.

El acero en las energías del futuro

El acero facilita el uso y acceso a las energías renovables.

Las turbinas eólicas, por ejemplo, no podrían funcionar sin acero. No podrían sostenerse si no fuera por sus torres de acero. En cada molino hay cientos de toneladas de acero: en el generador, en los rodamientos de giro, en los extensores de la cuchilla, en la caja de cambios.

Los paneles solares formados por acero laminado con células solares a base de siliconas son ya una realidad en el mercado, y la industria del acero está ya trabajando en innovaciones con material orgánico.

La intención es imprimir células de este material sobre planchas de acero en un proceso continuo en forma similar a cómo hoy se producen los aceros planos recubiertos. De esta forma, el acero utilizado para recubrir los edificios, se podría también convertir en su fuente de energía.

Proyectos similares se están desarrollando para integrar calentadores solares en paneles de acero tipo “sándwich”. Los recolectores tendrían sistemas de tuberías que llevarían el agua a través de paneles que se calentarían con energía solar, proveyendo de agua caliente al edificio, una solución más económica que los actuales sistemas que hoy existen en base a vidrio.