10 asociaciones de la industria siderúrgica acuerdan comunicado global sobre la sobrecapadidad del acero, llamando a China a unirse

-A A +A

Alacero - 05 de mayo, 2016.  El 18 de abril, 2016, representantes de gobiernos de todo el mundo de alto nivel, junto a representantes de la industria global del acero, se reunieron en Bruselas para abordar la grave crisis que está provocando la sobrecapacidad en la industria siderúrgica. La “Reunión de Alto Nivel sobre Exceso de Capacidad y Ajuste Estructural en el Sector Siderúrgico” fue organizada por la OCDE y auspiciada por el Reino de Bélgica. Como resultado de esta reunión, los gobiernos de Canadá, Unión Europea, Japón, México, República de Corea, Suiza, Turquía y los Estados Unidos emitieron una importante declaración indicando dos puntos esenciales. Primero, los “retos de la industria siderúrgica han adquirido una considerable dimensión global que debe ser enfrentada mediante un constante diálogo internacional”, y segundo, “si bien los desafíos que enfrenta la industria proviene de múltiples factores, como la evolución estructural y cíclica de la economía, las medidas gubernamentales de apoyo han contribuido, significativamente, a la sobrecapacidad, al comercio desleal y a las distorsiones en los flujos comerciales del acero”.

Los gobiernos propusieron diversas medidas que podrían adoptarse para abordar los problemas de la industria del acero, entre las cuales están las siguientes:  

  • Garantizar que los gobiernos e instituciones gubernamentales no ofrezcan subsidios u otro tipo de apoyo estatal que: 1) sostengan plantas siderúrgicas poco rentables o sistemáticamente deficitarias. 2) fomenten inversiones que amplíen la capacidad de producción de acero que de otro modo no se hubieran construido; o 3) provoquen distorsiones en la competencia.
  • Asegurar que los planes de gobierno, políticas, directrices y pautas, ya sean promulgadas o implementadas por entidades gubernamentales o por instituciones apoyadas por gobiernos, no fomenten la expansión de la capacidad siderúrgica y que toda empresa productora de acero poco rentable o sistemáticamente deficitaria sea forzada a salir del mercado o a cerrar sus instalaciones.   
  • Trabajar en conjunto para identificar y promover políticas que aborden el impacto  negativo que provoca el cierre de las instalaciones siderúrgicas sobre los trabajadores y las comunidades, al mismo tiempo que facilite el cierre de las instalaciones de producción que sean poco rentables o sistemáticamente deficitarias.
  • Impulsar el intercambio de información sobre: 1) desarrollo de capacidad; y 2) formulación e implementación de medidas de apoyo y de políticas industriales que se están adoptando en el sector del acero.
  • Asegurar que las empresas de propiedad gubernalmental, total o parcial, no reciban ningún tipo de beneficio que distorsione la competencia.

Los productores de acero de todo el mundo acogen esta declaración como un importante paso hacia el enfrentamiento de la crisis de la sobrecapadidad de acero global. Sin embargo, muchos en la industria también han expresado su preocupación por que China – nación que posee casi la mitad de la capacidad mundial de acero – no se haya unido a esta declaración. 

Diez asociaciones siderúrgicas, representando a EE.UU, Canadá, México, América Latina, Brasil, Europa y Turquía dicen “Mientras estamos desilucionados con el gobierno chino por no haberse unido junto a los demás gobiernos en adoptar un programa de medidas que aborde el problema de la sobrecapacidad global del acero, estamos motivados por el apoyo que han brindado los gobiernos de los ocho mayores países y regiones siderúrgicas del mundo en elaborar una recomendación sobre los pasos a seguir para controlar el exceso de la capacidad en el sector siderúrgico y eliminar las distorsiones que provocan los subsidios gubernamentales y otros tipos de apoyo en el mercado y que promueven y mantienen el exceso de capacidad en el sector siderúrgico, distorsionando la competencia. No esperamos resolver la crisis en una reunión, no obstante, sí esperamos que los gobiernos de las mayores naciones productoras de acero estén dispuestas a trabajar y realizar compromisos en conjunto en torno a una serie de principios que ayuden a solventar la crisis. Pese al consenso que existe entre varios países que han participado, la falta de apoyo de China impide que exista un amplio acuerdo en pos de estos compromisos”.

Las asociaciones siderúrgicas reconocen que las reuniones en Bruselas son un paso en la dirección correcta e instan al gobierno de China a “participar activamente en futuras discusiones ante la OCDE o en otras instancias que tengan por objetivo abordar la crisis de la sobrecapacidad global de acero”.

Contactos:
AISI – Lisa Harrison, [email protected], (202) 452-7115
SMA – Phil Bell, [email protected], (202) 296-1515
CSPA – Joe Galimberti, [email protected],  613.238.6049
SSINA - Skip Hartquist, [email protected], 202.342.8450
CPTI - Tamara Browne, [email protected], 202.223.1700
Canacero - Salvador Quesada , [email protected],  (52-55) 5448-8162
Alacero – Rafael Rubio, [email protected] ,   (56-2) 2233-0545
Eurofer- Charles de Lusignan, [email protected],  (32-2) 738-7935
Brazilian Steel Institute – Marco Polo de Mello Lopes, [email protected], (55-21) 3445-6310
Turkish Steel Producers Association – Veysel Yayan, [email protected], 903124663734

Acerca de Alacero

Alacero –Asociación Latinoamericana del Acero- es la entidad civil sin fines de lucro que reúne a la cadena de valor del acero de América Latina para fomentar los valores de integración regional, innovación tecnológica, excelencia en recursos humanos, seguridad en el trabajo, responsabilidad empresarial y sustentabilidad socio-ambiental. Fundada en 1959, está integrada por 49 empresas de 25 países, cuya producción -cercana a las 70 millones de toneladas anuales- representa el 95% del acero fabricado en América Latina. Alacero está reconocida como Organismo Consultor Especial por las Naciones Unidas, y como Organismo Internacional No Gubernamental por parte del Gobierno de la República de Chile, país sede de la Dirección General.