Incremento del reembolso chino, riesgo para el acero latinoamericano

-A A +A

Medida que fortalece la industria de acero china en la post pandemia, genera competencia desleal, llevando a una baja de la industria en América Latina y a la pérdida de empleos

Alacero - San Pablo, Brasil, junio de 2020. Mientras la pandemia del nuevo coronavirus está reduciendo la demanda en los mercados mundiales, los exportadores chinos han experimentado desde el 20 de marzo un aumento en las devoluciones de impuestos para aproximadamente 1.464 productos. La tasa de descuento del impuesto a la exportación de productos de acero como alambrón que aumentó del 0% al 13% y bobinas aleadas laminadas en caliente del 10% al 13% entre enero de 2019 y marzo de 2020. El aumento, hecho para reanudar las operaciones y fortalecer la industria local, impacta principalmente en las exportaciones de los productos laminados en caliente y alambrón, elevando el rebate y dándole una ventaja de entre US$ 10 y US$ 15 por tonelada en las exportaciones.  

Las importaciones en condiciones desleales han amenazado con provocar el cierre de plantas y la pérdida de empleos en la industria siderúrgica de América Latina, ya que el excedente de China se vende en la región a precios con los que los productores nacionales no pueden competir. “La forma más efectiva de capturar nuevos mercados es a través del precio, y el gobierno chino tiene la capacidad financiera para subsidiar el acero con impacto en América Latina, especialmente ahora que muchas puertas en otras zonas del mundo se les han cerrado. En la región, nuestra industria trabaja de acuerdo con las reglas del mercado, y no se puede competir bajo esas condiciones. Necesitamos proteger la industria regional y no el libre acceso a las importaciones desleales, dijo Francisco Leal, Director General de Alacero.

La industria siderúrgica latinoamericana es competitiva y opera de acuerdo con los estándares de gobernanza, calidad ambiental y seguridad de clase mundial. Entre las principales acciones posibles para asegurar la industria doméstica están la inspección más efectiva en la Aduana, políticas de garantía de calidad que se apliquen a las importaciones y la aplicación de todos los instrumentos establecidos por la OMC. En presencia de su exceso de capacidad, se confirma que sigue siendo una economía de planificación centralizada y no una economía de mercado.

Estas nuevas medidas del gobierno chino tienen el objetivo de proporcionar ayuda inmediata a las empresas, y aunque su año comenzó con menores exportaciones, las mismas se recuperan rápidamente. La baja actividad ocasionó que sus existencias de acero llegaran a estar en niveles récord, al menos 20 millones de toneladas por encima del año anterior. “Bajo este contexto confirmamos que tenemos suficiente capacidad (en Latinoamérica) para el crecimiento futuro de la industria sin necesidad de importaciones. En México se está incorporando nueva capacidad de laminado en caliente”, afirma Leal.

Alacero lidera los esfuerzos para llevar el mensaje sobre los peligros de esta práctica comercial injusta a los líderes de opinión y gobiernos de toda la región, mostrando las dimensiones continentales de este problema. Específicamente, estamos pidiendo a los gobiernos latinoamericanos que establezcan reglas claras y que actúen con visión y determinación estratégicas. Las empresas siderúrgicas latinoamericanas están a favor de la competencia y la apertura comercial, pero en igualdad de condiciones para todos los competidores. La única forma de generar los empleos de calidad y el desarrollo que necesitan nuestras economías es garantizar una base sólida para la industria del acero.

Contacto

[email protected]
+55 11 3195-5803